No usar los sorbetes de plástico

Creación y edición de videos
febrero 24, 2018
Estadísticas ganaderas-enero 2018
febrero 27, 2018

Dejar de usar sorbetes de plástico para consumir bebidas. Mi amiga Alexandra Cadena fue quien me motivó a hacer este cambio, es una guionista de cine que está súper involucrada en el tema de reducción del consumo de plástico y sus ganas de dar un granito de arena por salvar al medio ambiente son contagiosas.

 Aquí les comparto las razones que me motivaron a mí y por las que ya es hora de que dejemos de usar ese maligno tubo de plástico para consumir nuestras bebidas.
1. Todavía existen en el mercado popotes/pajitas/cañitas/pitillos de plástico hechos de un material cancerígeno y/o tóxico.

Incluso, pese a que algunos señalan que son “libres de BPA”, pueden seguir conteniendo el químico en el producto.

 2. Aunque solo algunos están hechos de material reciclable, la mayoría de la gente no los recicla.

Es muy bajo el porcentaje de personas que, luego de usarlos, se toman el tiempo de reciclarlos.

 3. Su presencia en el planeta Tierra puede resistir hasta más de cuatro generaciones.

4. Es decir, los usas por un máximo de 15 minutos pero ellos tardan hasta más de 200 años en desintegrarse.

Es probable que TODOS los sorbetes que has usado en tu vida, aún sigan existiendo como basura en algún lugar del planeta.

5. La gran mayoría de estos utensilios terminan en el mar

 6. Oficialmente, estudios han afirmado que en el año 2050 habrá más plástico que peces en el mar.

Esto, por supuesto, es una afirmación que puede cambiar si das tu granito de arena.

 7. Debido a su pequeñas dimensiones, muchos animales los confunden con comida, causando así sofocaciones y la muerte de muchos.

¿Ya viste el súper mega viral video de una tortuguita a la que le entra esta pieza del infierno en un orificio de su naricita? AQUÍ lo tienes.

 8. De verdad, sin exageraciones: son indestructibles.

¿Has escuchado la frase “más fuerte que el odio”? Bueno, incluso si los quemas dejarán en el aire el peligroso tóxico que emiten.

 9. Miles de personas visitan el hospital de emergencia por problemas relacionados a un popote/pitillo/pajita.

La mayoría de los problemas corresponden a contusiones o abrasiones en la boca o en los ojos. Como por ejemplo: metértelo en el ojo cuando bebes directamente del vaso, olvidando que lo tienes en él.

 10. Una persona usa durante su vida un promedio de 38.000de estos tubos de plástico.

Ahora piensa en los más de cien mil inocentes animales marinos y un millón de aves que mueren anualmente por el consumo de plástico y lo mucho que podríamos hacer si decidimos renunciar a ciertos productos.

 11. Solo en Estados Unidos, se usan diariamente 500 millones de ellos.

12. Decir las palabras mágicas “sin pitillo/popote/pajilla, por favor”, cuando pides una bebida, te hará sentir con poderes.

Porque sabes que, aunque tú solo/a no salvarás el planeta, estos pequeños hábitos ayudan a crear conciencia en otros a tu alrededor, y así progresivamente el impacto puede ser mayor.

13. Sin duda, no usarlos te da la oportunidad de educar a la gente que te mira con ojos de “qué le pasa a esta persona loca”.

 14. Tu calidad de vida no depende de estas piezas de plástico: hoy en día son innecesarias.
 15. Claro, que si consideras que hay veces en que necesitas usarlos, existen otras opciones que son reciclables y no dañan el ambiente.

16. En conclusión, si quieres un futuro más saludable, este es el momento en el que dejas de usar pitillos, popotes, pajitas, o como sea que le llamen en tu país.

Share This