La testosterona u hormona masculina

Relación entre serotonina y bienestar
febrero 28, 2018
Proyecto Piloto Modelo Reciclaje Basura orgánica
marzo 1, 2018
  • Durante el desarrollo del feto dentro de la madre la testosterona se encarga de generar la diferenciación del sexo del bebé, induciendo la formación de los testículos y el pene.
  • En la adolescencia la testosterona motiva la formación de los caracteres sexuales secundarios del hombre, tales como:
    – Crecimiento del escroto y pene.
    – Transformación de la voz aguda en una más grave.
    – Aparición de vello púbico, facial y corporal.
  • Aumento de la libido o deseo sexual tanto en hombres como en mujeres, contribuyendo en los caballeros con la generación y mantenimiento de las erecciones.
  • La testosterona desencadena el inicio de la formación y maduración de espermatozoides por parte de los testículos, además de encargarse de la generación de un semen de la densidad y calidad adecuada para la fecundación.
  • Colabora con el crecimiento de la glándula prostática.
  • Interviene en la formación de los huesos, ayudando a mantener su densidad y firmeza evitando la generación de fracturas y de osteoporosis en el hombre.
  • Acelera el metabolismo del hombre, colaborando con la pérdida de peso, disminuyendo la grasa corporal.
  • Ayuda a disminuir los niveles de colesterol “malo” en la sangre, ya que en el hígado la testosterona incrementa la producción de HDL colesterol (“colesterol bueno”), lo que impide que se genere obstrucción de las arterias que pueda ser producida por el LDL colesterol (“colesterol malo”).
  • Interviene en el mantenimiento de los niveles adecuados de células sanguíneas, en especial las células rojas de la sangre conformadas por hemoglobina, encargadas de transportar oxígeno a los órganos del cuerpo.
  • Está relacionada con el incremento de la masa muscular en el hombre, lo que a la hora de hacer ejercicio es vital para el rendimiento del cuerpo, y permite que en un atleta la musculatura se desarrolle con mayor rapidez.
  • Desarrolla una sensación general de vigor y bienestar.

LOS NIVELES BAJOS DE TESTOSTERONA GENERAN:

  • Disminución del deseo e interés sexual, lo que baja la calidad y frecuencia de las erecciones, dificultándose el desarrollo del orgasmo.
  • Disfunción eréctilque conlleva a la disminución de la fertilidad.
  • Desarreglos en el sueño, depresión, ansiedad, irritabilidad y mal humor.
  • Dificultad en la concentración y la memoria.
  • Aumento del peso, debido al incremento de la grasa corporal y visceral, lo que contribuye con el aumento de riesgo de desarrollo de enfermedad cardiovascular y diabetes.
  • Crecimiento de las mamas en el hombre, lo que se conoce como ginecomastia.
  • Disminución de la densidad ósea, que incrementa las probabilidades de fracturas.
  • Pérdida de masa muscular, cabello y vello corporal.
  • Disminución del volumen de semen.
  • Taquicardias, cefaleas (dolor de cabeza) y sudoraciones.
  • Dificultad para orinar.
  • Incremento de dolores musculares y articulares.

 

Share This