Fundas plásticas tapan arroz producen cancer

A aplicar el modelo de economía circular en los hogares
marzo 1, 2018
Razones para viajar
marzo 1, 2018
La utilización de fundas plásticas para tapar el arroz y otros alimentos al momento de cocinarlos, produce  compuestos químicos  llamados “dioxinas”, que pueden generar  cáncer, advirtió este miércoles la directora del Instituto Nacional de Protección de los Derechos de los Consumidores.
La licenciada Altagracia Paulino pidió a las   amas de casa abstenerse de seguir con esta práctica.
Además recomendó no quemar  basura en los patios debido  a que también generan sustancias  tóxicas cancerígenas.
En lugar de usar plásticos para tapar los calderos durante el proceso de cocción y preparación de comidas se debe ser creativo y usar hojas de plátano o tapas a presión, aconsejó la directora de Pro Consumidor.
La utilización de las hojas de plátano es común en localidades del interior, “ya que le añaden un mejor gusto al arroz”.
La directora de Pro Consumidor hizo estas sugerencias y advertencia en presencia de  decenas de dirigentes comunitarios en Los Acarrizos, con quienes se reunió para plantear las posiciones que en  defensa de los consumidores mantiene ese organismo estatal.
 A los dirigentes comunitarios les pidió que sean  emprendedores “y hacer de la venta de hojas de plátano una “micro-empresa” y con esto ejercen una labor social que contribuye a preservar la salud.
La licenciada Paulino dijo que los consumidores y la población  en general debe hacer un hábito el uso de las hojas de plátano para tapar las comidas, ya que no implica daño al medio ambiente, contrario a lo que ocurre con el uso del plástico a alta temperatura.
En República Dominicana tradicionalmente las amas de casa usan fundas plásticas o de papel para tapar los calderos como una forma de  hacer más efectivo el proceso de cocción del arroz, ya que así se evita que se escape el vapor y además “produce mayor cantidad de concón”, según la sabiduría popular.
Sobre las dioxinas, a   investigadores les preocupan más los efectos que a largo plazo pueden darse en personas expuestas a dosis muy bajas.
 El problema  es que no se eliminan con facilidad (tardan cinco años en reducirse a la mitad) ni se degradan y, por tanto, van acumulándose en los tejidos.
Las Dioxinas
Las dioxinas son tóxicos de alta concentración que en dosis pequeñas pueden ser mortales. Existen varios tipos de ellas, que fueron utilizadas en la fabricación del famoso “agente naranja”  utilizado por el ejército de  Estados Unidos durante la guerra de Viet Nam, que terminó afectando a muchos soldados norteamericanos.
Periódico el Nacional
23 de junio del 2010
Share This