Expertos preocupados por efectos cambio climático sobre océanos y criósfera

Medioambiente arrecia ofensiva protección ríos
febrero 14, 2018

QUITO. Expertos internacionales reunidos en Quito expresaron ayer su preocupación por los efectos del cambio climático sobre los océanos y la criósfera, como se conoce a las áreas de la tierra donde el agua se encuentra en estado sólido. El alemán Hans-Otto Pörtner, doctor en Fisiología Animal e investigador y miembro de Heisenberg, Consejo de Investigación Alemán, dijo a Efe que como experto y como ciudadano está “preocupado” por los efectos del cambio climático sobre los océanos y la criósfera.

Para la francesa Valérie Masson-Delmotte, física y científica sénior del clima del Laboratorio de Ciencias del Clima y del Ambiente, del Instituto Pierre Simon Laplace (Francia), el calentamiento de los sistemas están principalmente vinculados a las emisiones de gases de efecto invernadero.

Ello se traduce, entre otros, en el derretimiento de nieve y de capas de hielo en los glaciares.

“Hay un retroceso de la capa de hielo en los mares y un aumento del nivel de los mares que se puede evidenciar más directamente en zonas como Groenlandia”, pero hay un impacto global en los ecosistemas, subrayó.

Los expertos forman parte de un grupo de más de cien que participan en Quito en la segunda reunión de autores líderes para el desarrollo del reporte especial “Océanos y Criósfera en un clima cambiante”, encuentro liderado por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), un organismo especializado de la ONU.

Pöerther mencionó que la relación más evidente del cambio climático con los océanos y la criósfera es el aumento del mar, pero hay también impactos en ambos elementos, como la elevación de temperatura de océanos y corrientes, lo que impacta a la intensidad de las tormentas y los ciclos de los huracanes.

Ello, a su vez, causa consecuencias en las líneas costeras y los asentamientos humanos, anotó.

“El océano -dijo- tiene un rol muy importante en la regulación del sistema climático porque funciona como un elemento que crea un balance también entre las emisiones de gases de efecto invernadero y la capacidad de los ecosistemas para absorber estas emisiones”.

Share This